Hace unas semanas conversamos con la creadora detrás de Mila, una marca establecida en El Salvador que nos ofrece prendas bajo el concepto slow fashion y zero waste. Todo esto inspirado en ideas que añaden su esencia y representan ideales propios de su inclinación artística.

Sabemos que Mila es una marca emergente, para quien no te conozca ¿Quién está detrás de Mila?

Mila es el nombre por el cual me llamaba mi mamá cuando era pequeña y siempre sentí que de cierta forma era como un alter ego, porque representa mi lado de niña y mi lado creativo.

Creo que detrás de Mila como marca, soy nada más un instrumento para darle vida a algo que el universo de alguna manera hubiera encontrado la forma de ponerlo en marcha.

¿Cuándo y cómo surge tu interés por el mundo de la moda?

Surgió en verdad de una situación difícil que vivimos en mi casa y donde de alguna manera me sentía perdida. En ese momento el arte se convirtió en un refugio, en un lugar donde yo en lugar de llorar, simplemente iba y me podía expresar.

Creo que mi pasión por la moda nace de sentirme tan segura con el tema del arte.

Tus colecciones me transmiten tranquilidad y un toque muy contemporáneo, casi atemporal ¿qué buscas transmitir realmente con tus piezas y qué es lo que te distingue?

Lo que busco es crear productos originales y sobretodo prendas que se vuelven reutilizables, ya que ofrezco indumentaria que puede ser dividida en su estructura y puedes usar ambas piezas para crear un vestido o solamente usar la falda o el top para acompañar algo más.

Hay gente que le da pena repetir los outfits o salir con la misma falda; siento que eso hay que eliminarlo y sin duda esa es una característica que distingue a Mila, que es ropa que te puedes poner varias veces y cada vez puede ir cambiando.

¿De dónde nace la idea de crear Mila?

Nace en el momento en el que regresé de la universidad a El Salvador y me dí cuenta que el trabajo en el que estaba no me llenaba; supe que era algo que en realidad no iba conmigo y por eso decidí comenzar con Mila.

En concreto te decantas por el slow fashion. ¿Cuándo decidiste tomar esa dirección? ¿Por qué ese campo?

Considero que porque de alguna manera dentro de mi familia el tema medioambiental siempre ha estado presente de una u otra manera y ese siempre ha sido un factor importante por el cual Mila incluye en su confección el concepto de “zero waste”, para ello hago patrones que utilizan la mayoría de la tela.

Además me parece importante que los tiempos de producción sean los adecuados, tanto para la confección correcta y de calidad para cada pieza, como para ofrecer un horario laboral digno a las personas que trabajan conmigo.

Háblanos del proceso creativo que hay detrás de tus diseños. ¿Cómo toman forma tus ideas? ¿Cuál suele ser el punto de partida para diseñar?

Todas las colecciones nacen a través de un concepto; posteriormente el punto de partida es siempre un sketch, para eso no me pongo limitaciones ni reglas.

El siguiente paso es la selección de la tela, siempre me concentro o en una sola tela o en dos, tres máximo.

Luego de hacer el diseño en papel me junto con Zoila; mi costurera, y ella es la que me dice si se puede hacer o no se puede hacer y así es como empieza el proceso de quitar y poner.

¿Cómo definirías tu estética personal? ¿Influye de forma directa en tus diseños?

Me encanta andar cómoda, eso es lo principal en mis diseños.

Otro punto importante tiene que ver con que siempre he vivido cerca del mar y durante el tiempo de universidad me dije “esto no lo voy a cambiar nunca, siempre voy a andar cómoda”. Siento que eso refleja mi estilo.

¿Cuáles dirías que son tus mayores influencias?

A la hora de crear mis dos mayores influencias son mi relación con mi hermana; ella es una persona que es sumamente espiritual y muy inteligente, ella sabe de todo, entonces a la hora de crear tener a alguien que te diga “no tengas miedo” es bien importante, porque siento que siempre me estoy quitando méritos y creo que los artistas lo hacemos siempre, que aunque hagas algo bueno decís que quizá no es tan bueno.

Y la otra es mi relación con el mar,  no puedo estar lejos del mar y las ideas de mis mejores colecciones han salido de ahí, de buscar una respuesta y es una fuerza tan grande que no me deja de inspirar.

Si hablamos en cuanto a diseñadores es Miuccia Prada y luego Prada en sí, Marni y Missoni me inspiran muchísimo, pero en cuanto a cosas más del alma, mi hermana y el mar.

Para finalizar, ¿qué podemos esperar de Mila en un futuro? ¿Podrías adelantarnos algo?

Definitivamente que voy a seguir creciendo, no sé si lento o rápido, pero nunca van a dejar de oír de Mila.

¿Adónde podemos encontrar tus colecciones?

En el país en Check In y también es Espacio 132. También es mi estudio personal.