La creatividad y el diseño tienen una infinidad de ramas en las que es posible desenvolverse, en esta oportunidad exploramos el mundo del 3D e invitamos a artistas que encontraron la forma de expresarse en esta área; así mismo nos cuentan sobre su propia experiencia personal.

Sin duda el 3D ha cambiado en estos ultimos años gracias a la evolución tecnológica y las herramientas digitales cada vez más accesibles. Cada día vemos a nuevos artistas incursionando con respecto a colores, formas y conceptos; buscando su propia identidad que los lleva a innovar e inspirar a otros.

Hoy presentamos una serie de artistas que comparten con nosotros cómo descubrieron su pasión por el área. Los invitamos a conocer sus historias y quizá a encontrar esa chispa para iniciarse en el 3D.

Jimmy Palacio

Desde hace dos años este artista encontró en el 3D su inspiración para llevar su trabajo como ilustrador hacia otra perspectiva, experimentando con nuevos procesos para encontrar la perfecta expresión de su imaginación. Inició sus estudios en publicidad e incursionó en la fotografía y el filmmaking , pero afirma que siempre tuvo ese interés por la ilustración, pero no fue hasta después de un año y de la mano e influencia de: “Pencil bandit”, “AlexandrenArt”, “Tomasz Kaczkowski” e Iván Mayorquín de Pictoline, que dio el salto a la ilustración. 

Ahora busca transformar sus ilustraciones y su gusto por el diseño isométrico hacia su propia línea que le permita incorporar todo su conocimiento en transformar el 3D en una expresión más clara de su calidad y originalidad.  

Milla Ódor

Especializada en publicidad y branding; con conocimientos en fotografía, ilustración y 3D. Hace un año participa en 36 Days of Type se adentra aún más en la experimentación CGI. Ha desarrollado de manera autodidacta conocimientos más avanzados en el área, dando como resultado una explosión de formas y de conceptos.

Sus trabajos representan formas que encuentra en el entorno, que relajan y llevan al observador ver las cosas de manera distinta. Milla empuja sus propios límites creando a diario para desarrollarse a través de sus diseños.

Guille Llano

Luego de llegar a Madrid en el 2007 donde estudió Arquitectura Técnica en la UPM; descubre la publicidad, la realización audiovisual y el diseño. A raíz de ello decide tomar algunas clases y ser autodidacta para aprender más sobre 3D. Al terminar su carrera y luego de trabajar por dos años como arquitecto, para Guille era hora de un descanso y se embarca en dirigir su propia galería de arte. Este ecosistema lo llevó a encontrarse con la Ilustración y el motions graphics.

Ahora mismo podemos ver sus trabajos colaborando con diferentes marcas y plasmando sus ideas en diferentes proyectos. Se desempeña como director de animación para JCG Studio y al mismo tiempo como freelance.

Carlos Antón

En su infancia le encantaba crear y dibujar lo que se le venía en mente, pese a tener el espíritu de transmitir su creatividad; decidió estudiar Administración de Empresas y Marketing en la universidad.

Tras aprender las herramientas básicas de diseño digital trabajó como diseñador en un departamento de marketing en Valencia y esto lo llevó a encontrar Behance y fue así como descubre los trabajos de TAVO, Buck, SerialCut y para él fue abrirse a un mundo nuevo en la expresión gráfica.  

Luego toma la decisión de dejar todo para viajar a Madrid a estudiar un curso de Dirección de Arte y Motions Graphics. Todo este esfuerzo lo llevó a formar parte de los estudios: Kutuko y  SerialCut. Sus trabajos son reflejo de la inspiración que recoge de los sentimientos positivos, el surrealismo, fauvismo y el arte contemporáneo. Así como también de todo lo que le pueda llegar a inspirar, ya sean documentales de naturaleza, ciencia o un dibujo animado como Rick y Morty. 

“Las conclusiones que saco como artista son que, aunque dibujo y planeo algunas de las cosas que voy a renderizar, lo que más me gusta es ir a lo inconsciente e improvisado. Como diseñador 3D, tengo claro que lo que prefiero es hacer el diseño o la dirección de arte de un proyecto pero también he hecho bastante animación, algo que debería mostrar más en mis proyectos personales y a lo que quiero sacar mucho más el jugo en el futuro”. 

“El futuro, nadie sabe lo que deparará pero parece que la era freelance ha llegado para quedarse y eso nos da tiempo y capacidad para poder seguir aprendiendo de manera autodidacta. Realidad Virtual, Aumentada, Mixta, Renders en tiempo real, impresión 3D, se suman a todo lo que siempre ha podido aportar el 3D al diseño: visualización de producto, arquitectura, escultura, diseño de interiores, animación, videoarte, proyecciones… incluso emular la fotografía y el rodaje tradicionales en muchos casos. Las posibilidades son infinitas. Considero que acabo de llegar y aun me queda mucho por aprender.”

“Supongo que por eso me enamoré del 3D, es ciencia y arte, no hay límites, siempre algo por descubrir”. – Carlos Antón.


¡Suscríbete y no te pierdas ninguna publicación!