Francesco Cantini, un diseñador italiano quién encuentra un amplio rubro de posibilidades al trabajar con materiales experimentales, en su gran mayoría naturales y sustentables. Retoma conscientemente referencias artísticas y mitológicas; con las cuales tiene la capacidad de sorprendernos con la unión de elementos que terminan en la conceptualización de diseños que se acoplan perfectamente a la vida moderna.

En esta ocasión presenta “Endèmica”; una colección conformada por tres piezas relacionadas entre sí, usando materiales naturales que se encuentran en el mar Mediterráneo:

Posidone: Posidón (o Poseidón; gr. Ποσειδῶν) Divinidad de los antiguos griegos, identificados por los romanos con Neptuno.

Creada mediante una mezcla de resina y  posidonia; una planta marina que se encuentra únicamente en el mar Mediterráneo. 

– “Paralelamente, «Posidon» es un objeto heterogéneo, con un perfil libre que imita la geografía y activa la noción de relativismo en sus usuarios. La vista en esta tabla siempre es diferente, cualquiera que se siente tendrá una vista diferente del plan y, en consecuencia, del Otro. Esta condición es sólo la metáfora del mar Mediterráneo, el mar de muchas culturas y de muchos pueblos, a veces en contraste entre sí”.

Driade:  [del lat. Dryas -ădis (plur. Dryădes), gr. Δρυάς -άδος, der. de δρῦς «roble»]. – En la mitología griega, nombre de las ninfas de plantas, bajo las cuales vivían.

– “Driade es una lámpara cuyas formas reflejan el mito de lo femenino. El cuerpo de la lámpara está hecho de terracota con un acabado de cera, en la parte inferior se han aplicado hojas de posidonia que después de la cocción dejaron su huella como motivo decorativo.

La tapa superior está hecha de resina natural Sandracca. Una resina que se extrae de una especie de arborea mediterránea”.

Teti: En la mitología griega se consideraba una de las nereidas, nombre (gr. Τηϑύς, lat. Tethys) de la diosa del mar, a menudo asumida en la poesía como símbolo del mar.

– “Teti es un taburete con asiento en material compuesto de bio resina y fibra de posidonia. La forma modesta mejora la aspereza del material e imita a los egagrópilas, es decir, las pequeñas esferas de posidonia fibrosa de las que se deriva el material del que está compuesto.

Estas egagrópilas, que se acumulan en las costas mediterráneas, son el resultado del deshilachado de los residuos foliares fibrosos que rodean el rizoma de la planta y de su agregación por la resaca marina”.

Para más información sobre Endèmica, visita:
https://cantinifrancesco.wixsite.com/francescocantini