Tato Prado

En el momento en que ves uno de los dibujos de Tato Prado, te das cuenta que la moda puede ir más allá de las fotografías y las pasarelas, y se puede expresar con la misma fuerza por medio de la ilustración. Comenzando como un niño e inspirado en Disney y el anime, ha podido evolucionar hasta crear la mezcla perfecta entre sus deseos artísticos y su pasión por la moda y las tendencias.

Para comenzar, podrías contarnos ¿quién es Alejandro Prado?

Alejandro Prado es un ilustrador que estudió diseño visual en la Universidad de Caldas, y hace unos años hice un máster de diseño de moda acá en Barcelona.
Toda la vida me gustó mucho dibujar y siempre he estado en constante crecimiento y evolución, siempre me gustó el mundo de la moda y por eso busco la manera de mezclar ambas cosas. Me considero un ilustrador de moda.

¿Cuál fue el primer elemento que te llevó a interesarte por la ilustración, y qué te mantiene explorando ese medio actualmente?

Comencé a ilustrar desde que era muy pequeño, con Disney como uno de mis referentes principales; pero mi primer acercamiento relevante con la ilustración fue cuando tenía alrededor de 12 años que mi papá me compró un libro de dibujar manga. En ese entonces comencé dibujando anime y manga, a partir de ahí todo explotó. Comencé a dibujar más hasta que con el tiempo fui evolucionando y buscando un estilo propio.
Esa es una de las características que más me aferran a la ilustración; la posibilidad de buscar diferentes maneras de hacer las cosas, experimentar con diferentes estilos, pero sin perder tu esencia.

¿Siempre quisiste trabajar en el ámbito creativo?
Si, toda la vida desde pequeño le decía a mi papá que quería dibujar en Disney. Siempre he querido vivir de la ilustración y lo bueno es que se ha dado la oportunidad de hacerlo.

¿Cómo ha sido tu trayecto hasta el día de hoy?

Siempre he tratado de mezclar la ilustración y la moda, en un principio comenzó en la universidad, ya que debíamos hacer un proyecto final de diseño y decidí hacer un manual de tendencias ilustrado. En ese momento me di cuenta que podía mezclar mis dos pasiones fácilmente y comencé a explorar en el mundo de la editorial, a tocar puertas y buscar el apoyo. Afortunadamente pude trabajar con revistas como Nylon en español, Fucking Young Magazine, Jute Magazine, Schön Magazine…en todas trabajé editoriales de moda y fue un proceso genial donde tuve toda la libertad creativa; pero a la vez sentía que tenía que buscar la manera de que el proceso se volviera un poco más lucrativo, y cuando hice mi postgrado de ilustración de moda me di cuenta que también podía trabajar para marcas de moda.

¿Qué motivos, conceptos o elementos te inspiran para ilustrar?

Algo que siempre tengo en cuenta hacer al ilustrar es tomar un color en el que me pueda basar para comenzar a crear, para mí el color es un elemento muy importante y me mueve muchísimo. Luego, me gusta tener en cuenta a las personas, lo que están usando y las tendencias del momento para crear una ilustración impactante y que pueda llegar a mucha gente. Me gustan los conceptos fuertes, además de crear cosas bonitas también espero transmitir emociones al momento de ver la pieza final.

¿Qué elementos de tu personalidad se ven definidos en la estética de tus ilustraciones?

Una de las cosas que busco es representar un poco de empatía, representar y transmitir lo que estoy sintiendo en el momento, por ejemplo; a veces me siento más sentimental o sensible y me voy por ese lado o de pronto estoy por el lado más rebelde, más oscuro, revolucionario y me gusta mucho representar este tipo de cosas. Me gusta que se note el contraste de mi personalidad, que puedo a veces ser sensible y al mismo tiempo que se vea muy fuerte, invasivo, agresivo. Por eso es tan importante para mí representar estas cosas con colores, porque siento que los colores captan la información que tú quieres transmitir.

Háblanos sobre tus referentes ¿Cuáles han sido tus mayores fuentes de inspiración?

Creo que tengo bastantes referentes y durante toda mi vida esto se ha ido uniendo a un número de cosas alrededor de los años. Disney y el anime son dos referentes que siempre están presentes personalmente.

Con respecto a ilustradores, podría mencionar a Conrad Roset; clásicos como Leyendecker y Miguel Ángel. Y también Ignasi Monreal, quién es un referente para muchos de nosotros como ilustradores.

En estos años trabajando en el mundo de la ilustración, seguramente, llegaste a desarrollar un proceso de trabajo. ¿Cuál es el ritual que sigues para crear, o simplemente te sientas e ilustras?

 Para mí la música que pongo es muy importante y es parte de mi ritual de todos los días, lo que estoy escuchando se puede ver también reflejado en las ilustraciones. Pero lo que siempre hago es buscar un lugar donde me sienta cómodo, puede ser un café o un espacio donde pueda estar solo.

¿Hay algún tema o concepto en específico que te guste representar por medio de tus creaciones?

Siento que una de las principales es la moda, me gusta mucho mirar pasarelas y poder transmitir eso que están haciendo los diseñadores a mi ilustración, pero además de eso me gusta ilustrar chicas y chicos con mucho estilo y con aire de seres libres que están en constante cambio.

¿Qué sigue para Tato Prado, algún proyecto secreto en el que trabajes actualmente?

Ahora mismo tratando de volver a iniciar y de tomar el ritmo, pero mi proyecto que es como mi bebé es mi Instagram y trabajo para poder crear una estética con colores. Y ya se verán ilustraciones mías en las marcas de fast fashion como Pull and Bear y Bershka muy pronto…

Para finalizar podrías recomendarnos una canción, un libro o una serie en especial.

Una serie: “Big little lies” que es muy muy buena, es todo hecho por chicas y da un buen mensaje, con canciones de un grupo que me encanta “Royksopp”. Me gusta escucharlo cuando ilustro; otro grupo que recomiendo es “Cigarettes After Sex”. Y un libro pues el último que me leí es “Call me by your name” que me pareció genial.